fbpx

Es sabido que desde tiempos muy remotos los congregantes dirigen sus ojos a las hojas de himnarios o alguna impresión de letras. Con la llegada tecnológica de poder proyectar video, imágenes y gráficos se facilitó mucho la inclusión de la tecnología en la iglesia.

Además el video resulta ser un medio perfecto para que la gente creativa de nuestra iglesia nos proporcione contenido original con movimiento para que puedan tener una mejor experiencia los congregantes.

La tendencia actual es usar pantallas LED para reproducir video proyecciones de gran formato, en reemplazo de los proyectores, cada vez más antiguos. Este avance tiene mucho sentido cuando consideramos las diferencias abismales entre ambas tecnologías.

Una de las principales diferencias entre la tecnología LED y los proyectores, es el brillo que proporciona la pantalla LED, mucho más alto que el brillo del proyector, y por tanto podemos compensar la influencia de la luz natural externa, ventaja para poder utilizar la tecnología LED en exteriores a diferencia del proyector que limita su uso a espacios oscuros.

 Además, como las pantallas LED emiten luz directa generan colores vibrantes, a diferencia del proyector donde la luz rebota sobre una superficie (tela, lona o pared) quitándole impacto visual a la imagen que recibimos.

¿Y si se necesita una pantalla más grande?

El espacio de reproducción de los proyectores es limitado y no escalable, a diferencia de las Pantallas LED que gracias a su formato modular permite posibilidades ilimitadas, aumentando o cambiando el tamaño y forma de la pantalla.


“Y que nadie se cruce delante del haz de luz…”


Una razón más para que deje de usar proyectores es que se interrumpe la proyección muy fácilmente, solo basta con que una persona se pare en el área de proyección para que se genere una sombra y rompa todo tipo de diseño en reproducción.

Una pantalla de LED de 9.8′ x 6.6′ con una definición de 3.91mm  Novastar o 2.97mm Novastar  puede ser una excelente opción para el remplazo de su proyector, y así poder modernizar su Iglesia.

Para concluir, nuestros clientes opinan:

“Y después de instalar la pantalla LED, la experiencia de ir a la iglesia mejoró considerablemente en todos los ámbitos. Se podía leer nítidamente la letra de las canciones, los versículos de la Biblia y se empezó a realizar anuncios en imágenes y videos para los eventos.”